girls at university of chileTodos los días estamos expuestos a sustancias químicas, muchas de las cuales se encuentran en los productos que utilizamos. Cuando las niñas entran en la pubertad y se desarrollan los senos, el tejido mamario se vuelve particularmente susceptible a influencias ambientales porque las células mamarias se dividen rápidamente. Es crucial que entendamos cuáles son los productos químicos que se deben evitar durante esta importante etapa de la vida.

Para contestar esta pregunta, hemos lanzado el proyecto “Exposición temprana en adolescentes latinas” (Early Life exposures in Latina Adolescents; ELLA por sus siglas en inglés). Este proyecto de investigación innovador y oportuno se enfoca en el efecto que tienen los productos químicos ambientales en el desarrollo de los senos entre niñas adolescentes y cómo esta exposición puede afectar el riesgo de cáncer de mama posteriormente. El estudio es una colaboración entre cuatro grandes institutos de investigación: el Hospital Brigham and Women’s/la Escuela de Medicina de Harvard, el Centro de Cáncer Fox Chase, la Universidad de Chile, y el Instituto Silent Spring.

Este proyecto es innovador porque es el primer estudio que realiza evaluaciones de densidad mamaria en niñas adolescentes a través de una novedosa técnica radiográfica que utiliza una dosis baja de rayos X llamada absorciometría de rayos X de doble energía (DXA, por sus siglas en inglés). Con estas evaluaciones, podemos monitorear como se relacionan cambios de composición mamaria con la exposición a ciertos productos químicos frecuentes. ELLA también es un estudio oportuno porque en los últimos años hemos llegado a entender más que nunca que el cáncer de mama es una enfermedad que posiblemente se origina en una edad temprana. Están aumentando las evidencias de que los factores perinatales (que ocurren en el período inmediato antes y después de nacer) y de las primeras etapas de la vida pueden afectar el riesgo de cáncer de mama más tarde. Empezamos a comprender que la pubertad es también una importante “ventana de susceptibilidad” que tiene más importancia de lo que habíamos pensado.

Lo interesante del estudio ELLA es que estamos investigando la exposición ambiental dentro de una población base de 500 niñas adolescentes en Chile. Hemos seguido a estas niñas desde la edad de cuatro años a través de un proyecto de seguimiento que se llama ECO (Estudio Chileno Crecimiento y Obesidad). Estuve en Chile hace poco y tuve el privilegio de conocer a algunas de las jóvenes participantes del estudio. Quedé gratamente sorprendida porque las jóvenes están muy entusiasmadas de poder contribuir en esta investigación. Ellas visitan el centro de estudio periódicamente y para muchas los exámenes ya forman una parte habitual de sus vidas. La posibilidad de participar en una investigación de punta y ayudar a que la ciencia avance para poder prevenir el cáncer de mama motiva y fortalece a las adolescentes.

Otro aspecto clave del estudio es que el estudio en las niñas se hace en paralelo a un estudio en animales, en el cual tenemos el lujo de contar con un espacio experimental controlado.  Los animales se exponen a productos químicos (los mismos que estamos midiendo en las niñas) durante la etapa equivalente de la pubertad y se examinarán los efectos en la morfología de la glándula mamaria y el riesgo de cáncer de mama. Estos experimentos con animales se realizarán en el laboratorio de renombre internacional como es el del doctor José Russo, quien ha sido un líder en el campo de morfología de glándulas mamarias por varias décadas.

Los resultados de nuestro estudio serán divulgados dentro de los Estados Unidos a través del Instituto Silent Spring, el cual posee los conocimientos especializados sobre como comunicar los efectos en salud de productos químicos ambientales. En Chile, nuestros colaboradores en la Universidad de Chile en Santiago se harán cargo de la divulgación de los resultados del estudio. En Santiago, se formó recientemente un Consejo Asesor de Padres para involucrar a las familias participantes y a la comunidad en general. Las niñas también participarán en el desarrollo de materiales educativos y de promoción dirigidos a los productos químicos ambientales que estudiaremos y a la reducción del riesgo de cáncer de mama a través de la realización de actividades de promoción de salud.

Los resultados de este proyecto único y relevante pueden tener un enorme impacto en nuestra comprensión de la influencia de productos químicos durante esta etapa crucial de desarrollo, la prevención de cáncer de mama y la salud pública en general.

Karin MichelsLa doctora Karin Michels es profesora de cátedra del Departamento de Epidemiología en la Escuela de Salud Pública Fielding de la Universidad de California en Los Ángeles. Es la investigadora principal y la directora del proyecto ELLA.

 

0 thoughts on “Una nueva mirada a la juventud

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *